Publicado el

Evangelio del día y comentario –5 de julio de 2019

Borrador automático

Mt 9, 9-13: Los enfermos necesitan médico

Antonio Ma. Zacarías, fundador (1539) 5 Primera lectura: Gn 23, 1-4.19; 24, 1-8.62-67 Isaac la tomó por esposa Salmo responsorial: Sal 105, 1-5

En aquel tiempo, vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado a la mesa de recaudación de los impuestos. Le dice: Sígueme. Él se levantó y le siguió. 10Estando Jesús en la casa, sentado a la mesa, muchos recaudadores de impuestos y pecadores llegaron y se sentaron con él y sus discípulos. 11Al verlo, los fariseos dijeron a los discípulos: ¿Por qué su maestro come con recaudadores de impuestos y pecadores? 12Él lo oyó y contestó: No tienen necesidad del médico los sanos, sino los enfermos. 13Vayan a aprender lo que significa: “misericordia quiero y no sacrificios”. No vine a llamar a justos, sino a pecadores.

Comentario

Otro evangelio del seguimiento de Jesús que sucede en el contexto de la vida diaria. A Pedro y sus compañeros los llama desde las faenas de la pesca y los convierte en pescadores de hombres. A Mateo desde la oficina de los impuestos injustos, desde las mesas de banquetes y fiestas de los ricos para invitarlos a una mesa alternativa, no ya de amigotes del dinero, sino de la gente despreciada por la sociedad. Llamadas para ser pescadores de seres humanos y llamadas para construir mesas compartidas, mesas incluyentes, para hacer de este mundo una gran mesa de corazón abierto, donde los últimos de la historia tienen un puesto de honor. Es continuar la vida anterior pero totalmente diferente. Resulta claro en este texto que el único camino para ir hacia a Dios es la misericordia. El culto auténtico es pasar por la vida haciendo el bien, curando dolencias, sentando a la mesa a los desechables del sistema colocándose el mismo Dios como un comensal más en una fiesta de bodas de toda la humanidad.