Publicado el

Evangelio del día y comentario –10 de julio de 2019

Borrador automático

Mt 10, 1-7: Vayan a las ovejas de Israel

Cristóbal, mártir (s. III) Primera lectura: Gn 41, 55-57; 42:5-7a.17-24a Estamos pagando el delito Salmo responsorial: Sal 32, 2-3. 10-11. 18-19

En aquel tiempo, Jesús llamó a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos, para expulsarlos y para sanar toda clase de enfermedades y dolencias. 2 Estos son los nombres de los doce apóstoles: primero Simón, de sobrenombre Pedro, y Andrés su hermano; Santiago de Zebedeo y su hermano Juan; 3 Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el recaudador de impuestos; Santiago de Alfeo y Tadeo; 4 Simón el cananeo y Judas Iscariote, el que también le traicionó. 5 A estos doce los envió Jesús con las siguientes instrucciones: No se dirijan a países de paganos, no entren en ciudades de samaritanos; 6 vayan más bien a las ovejas descarriadas de la Casa de Israel. 7 Y de camino proclamen que el Reino de los cielos está cerca.

Comentario

Lo primero es la llamada para vivir con Jesús, vivir como Él, vivir, nos diría Pablo, en Él. Después surge la misión con una doble tarea: limpiar las mentiras históricas que vamos inventando contra nosotros mismos y contra la madre tierra, y llenar el corazón del mundo alternativo del Evangelio, del nuevo rostro de Dios, de su proyecto de vida e ir curando las dolencias de la gente con cariño terapéutico. La misión debe ser en equipo. Nadie es dueño de este proyecto maravilloso. Por eso elige de dos en dos, y así los enviará a las aldeas. Para realizar esta misión no se necesitan credenciales de poder, o credenciales académicas. Basta ser pueblo, pueblo sencillo, por eso elige personas de la vida corriente, porque no son las grandes estructuras de poder o estructuras académicas las que van a salvar el mundo, sino el tejido sencillo diario de la gente, en lo pequeño de cada día como la semilla más pequeña del huerto.