Publicado el

Comentario al Evangelio – 8 de enero 2019

Borrador automático

Mc 6, 34-44: Jesús se revela como profeta

Severino (482) Primera lectura: 1Jn 4, 7-10 Dios es amor Salmo responsorial: 71, 1-4ab. 7-8

Al desembarcar, vio un gran gentío y se compadeció, porque eran como ovejas sin pastor. Y se puso a enseñarles muchas cosas. 35Como se hacía tarde, los discípulos fueron a decirle: El lugar es despoblado y ya es muy tarde; 36despídelos para que vayan a los campos y a los pueblos vecinos a comprar algo para comer. 37Él les respondió: Denle ustedes de comer. Replicaron: Tendríamos que comprar pan por doscientos denarios para darles de comer. 38Les contestó: ¿Cuántos panes tienen? Vayan a ver. Lo averiguaron y le dijeron: Cinco panes y dos pescados. 39Ordenó que los hicieran recostarse en grupos sobre la hierba verde. 40Se sentaron en grupos de cien y de cincuenta. 41Tomó los cinco panes y los dos pescados, alzó la vista al cielo, bendijo y partió los panes y se los fue dando a sus discípulos para que los sirvieran; y repartió también los pescados entre todos. 42Comieron todos y quedaron satisfechos. 43Recogieron las sobras de los panes y los pescados y llenaron doce canastas. 44Los que comieron [los panes] eran cinco mil hombres

Comentario

El amor genera confianza y comunión. Las expresiones de la carta de Juan dejan ver la profundidad y generosidad del amor de Dios. Este es el núcleo del evangelio. De allí que nuestra relación con Dios no se traduzca ni en desconfianza ni temor. Aceptar el amor de Dios convierte al creyente en alguien amado por pura gracia, no por mérito suyo. Así es como Dios establece una relación de gozosa paternidad con nosotros y funda nuestra confianza filial. Pero quizá lo más propio del amor es generar comunión entre los que se aman. Vivir conectado con alguien es quizá el afán más urgente de nuestra sociedad modernizada. Conectarse es una necesidad que los medios han convertido en una industria lucrativa. Pero más allá de eso, comunicarse es el requisito para establecer la comunión entre las personas. Somos seres en relación. La comunión se expresa primariamente en compartir puntos de vista o bienes y en disfrutar juntos. Por eso, cabe preguntarnos al inicio del año: ¿con quién y dónde queremos generar confianza y comunión de vida?