Publicado el

Comentario al Evangelio – 31 de enero 2019

Borrador automático

Mc 4, 21-25: La medida que usen la usarán con ustedes

Juan Bosco, fundador (1888) Primera lectura: Heb 10, 19-25 Mantengámonos firmes en la esperanza Salmo responsorial: Sal 23, 1-6

En aquel tiempo, dijo Jesús a la muchedumbre: ¿Acaso se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No se coloca en el candelero? 22Nada hay oculto que no se descubra, nada encubierto que no se divulgue. 23El que tenga oídos para oír que escuche. 24Les dijo también: Atiendan esto que escuchan: la medida con que midan la usarán con ustedes, y aún más. 25Porque al que tiene se le dará; pero al que no tiene se le quitará aun lo que tiene.

Comentario

¡Cuán difíciles son las exigencias de Jesús! La gran tendencia del ser humano es a murmurar, juzgar y condenar a los demás. Sin embargo, se molesta si alguien llega a juzgar o murmurar de uno. Es lo que se denomina incoherencia. Por eso Jesús nos llama a la coherencia. Si no queremos que nos descalifiquen y cuestionen pues tampoco hagamos eso con los demás. Es una realidad que pasa tanto a nivel interpersonal como grupal, social e internacional. Constantemente vemos a nuestros líderes locales, nacionales y mundiales denigrándose unos a otros. Y muchas veces esto es causa de serias divisiones y fuertes controversias. Es muy importante aprender la lección de aceptar, comprender y asumir a la otra persona con sus limitaciones y equivocaciones, pero también con sus valores y aciertos. Solo así seremos luz para los demás. Oremos al Señor para que aprendamos a no demeritar a los demás por sus errores o defectos. Mejor, ayudémoslos a corregirse y superarse con una actitud de amor fraterno.