Publicado el

Comentario al Evangelio – 11 de febrero de 2019

Borrador automático

Mc 6,53-56: Lo tocaban y quedaban sanos

Nuestra Señora de Lourdes. Primera lectura: Gn 1,1-19 Dijo Dios y así fue Salmo responsorial: Sal 103, 1-2a. 5-7. 10 y 12. 24 y 35c

Terminada la travesía, tocaron tierra en Genesaret y atracaron. 54Cuando desembarcaron, la gente reconoció a Jesús. 55Recorriendo toda la región, le fueron llevando en camillas todos los enfermos, hasta el lugar donde habían oído que se encontraba. 56En cualquier pueblo o ciudad por la que pasaba, colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejara tocar al menos los flecos del manto. Y los que lo tocaban se sanaban.

Comentario

Jesús de Nazaret se revela como el Señor de la vida. Por su palabra es capaz de derrotar la enfermedad y devolverles la salud y la dignidad a los enfermos. Recordemos que antiguamente se consideraba que las enfermedades eran consecuencia de los pecados del enfermo o de sus antepasados. Por lo tanto, el enfermo al ser considerado pecador, era marginado y rechazado por la comunidad. Jesús hace ver que la enfermedad es un proceso biológico normal. Que el pecado es precisamente la discriminación de los enfermos. Hoy la Iglesia celebra la memoria de nuestra Señora de Lourdes. Ella es la protectora de los enfermos. Encomendemos a todos nuestros enfermos y adultos mayores bajo el amparo y protección de María de Lourdes. Pero que sea también la oportunidad de afirmar nuestro compromiso para trabajar por mejores sistemas de salud en nuestros países, para que los pobres tengan acceso a los servicios de salud sin ninguna restricción y con calidad, para que no sigan muriendo enfermos en las puertas de los hospitales.