Señor, enséñanos a orar. Con su Testamento Espiritual

$ 72.00

En los escritos del Cardenal y en sus palabras, recibimos siempre una luz sobre la oración. Esta serie de oraciones es una cristalización de las tres actitudes interiores necesarias a fin de que la oración en torno a la Palabra de Dios sea fecunda: la pobreza, el silencio, la disponibilidad. En este libro encontrarás inolvidables y originales oraciones que el Cardenal Pironio nos dejó como legado, con la profundidad de su espiritualidad transmitida en la ternura de su pluma.

Agotado

SKU: 9505126521 Categoría: Etiqueta:

Descripción

En los escritos del Cardenal y en sus palabras, recibimos siempre una luz sobre la oración. Esta serie de oraciones es una cristalización de las tres actitudes interiores necesarias a fin de que la oración en torno a la Palabra de Dios sea fecunda: la pobreza, el silencio, la disponibilidad. En este libro encontrarás inolvidables y originales oraciones que el Cardenal Pironio nos dejó como legado, con la profundidad de su espiritualidad transmitida en la ternura de su pluma.

El Cardenal Pironio nació el 3 de diciembre de 1920 en la localidad de 9 de Julio, y fue el menor de 22 hermanos. Fue ordenado sacerdote el 5 de diciembre de 1943 en la Basílica de Luján.
Se desempeñó como rector del seminario de Devoto, en 1964 fue nombrado Obispo Auxiliar de La Plata y en abril de 1972 fue nombrado Obispo de Mar del Plata, cargo que ejerció hasta 1975. Fue en este cargo que sufrió las principales amenazas de la dictadura militar. En estos años de convulsión política como durante el período de la última dictadura militar, Pironio se ocupó de la gestión por la libertad y la aparición con vida de personas secuestradas, perseguidas y encarceladas de su Diócesis.El 9 de mayo de 1976 fue encontrado el cuerpo en las playas de Mar Chiquita, de su estrecha colaboradora María del Carmen Maggi, entonces decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica, episodio interpretado como una advertencia concreta hacia su propia persona. Fue un pastor ejemplar de nuestro tiempo.

*Su vida corría peligro por aquel entonces. En vísperas del golpe militar del 1976, fue amenazado de muerte reiteradas veces. Tras aparecer pintadas callejeras en algunos edificios, colegios católicos, y en las paredes de la Catedral de Mar del Plata la inscripción “Pironio Montonero”, tuvo que desalojar el edificio del arzobispado por amenazas concretas de bomba. Su prédica comprometida con la Iglesia latinoamericana le valió el mote de comunista utilizado por parte de los mismos sectores políticos y militares que asesinaron al padre Carlos Mugica en 1974, su discípulo espiritual y amigo. Las solidaridades recibidas hicieron que el Gobierno de Isabel Perón le ofreciera una custodia personal, a lo cual respondió: -” No puedo aceptar eso. Primero porque confío en la protección de Dios. Segundo, porque considero inaceptable que un obispo desarrolle su labor rodeado de guardaespaldas. En tercer lugar porque pueden atentar y no sólo matarme a mí, sino matar a un custodio; y su vida vale tanto como la mía”. (Primo Corbelli, en www.iglesia.org)

Falleció en Roma el 5 de febrero de 1998 a los 77 años, víctima de un cáncer óseo, en su departamento de Ciudad del Vaticano. A pedido suyo, sus restos descansan en el Santuario de la Basílica de Nuestra Señora de Luján, provincia de Buenos Aires.
El 23 de junio de 2006 se inició el proceso de beatificación.

Información adicional

Peso 0.12 kg
Dimensiones 0.8 x 11 x 17 cm
ISBN

978-950-512-652-1

Páginas

160

Autor

Cardenal Eduardo F. Pironio

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Señor, enséñanos a orar. Con su Testamento Espiritual”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *